Principales tipos de CRM

Todos somos conscientes de la importancia de la labor que desarrollan las entidades del Tercer Sector. Sin embargo, a menudo pasamos por alto las dificultades de gestión diaria a las que se enfrentan ante la cantidad de datos con los que han de tratar. La evolución tecnológica está siendo capaz de simplificar estas gestiones gracias a soluciones como los CRM . Hoy, en iXiam, te queremos explicar qué tipos de CRM existen en el mercado y cómo ayudan a quienes confían en ellos. Presta atención.

Entrada de blog Tipos de CRM

Clasificación más habitual de los CRM

Las necesidades de cada sector demandan unos tipos de CRM específicos. No es lo mismo tener que administrar una empresa inmobiliaria, una compañía de servicios financieros o una entidad sin ánimo de lucro. Cada una tiene unas relaciones específicas con los clientes e, incluso, un objetivo final. Por ello, existen CRM especializados para diferentes sectores, también CRM para ONG. Todos ellos caben en alguno de los apartados de la siguiente clasificación:

  • CRM colaborativo.  Se trata de un tipo de CRM en el que los departamentos de ventas, marketing y servicios comparten los datos entre ellos. De esta forma, se establece una comunicación e interacción eficiente entre las divisiones troncales de la organización, sincronizando toda la información del usuario.

  • CRM analítico. Está especialmente centrado en el análisis de los datos que se obtienen y que permiten anticipar pautas de comportamiento. Este CRM alberga los datos históricos y presentes en un mismo lugar. Tras un examen de los mismos, facilita la elaboración de estrategias de retención y atracción de nuevos usuarios y quedan fijados de forma precisa los perfiles de usuario.

  • CRM operacional. Su objetivo final es favorecer las operaciones de la organización. Toda la información se centraliza en un mismo espacio y está a disposición de los departamentos interesados en la misma. La idea es simplificar los procedimientos comerciales de las compañías. La automatización de los trabajos repetitivos y de poco valor añadido es una de las principales finalidades de estos CRM. De este modo, automatizan procesos como la creación de registros de ventas o el envío de correos electrónicos.

¿CRM de software privado o de código abierto?

Otra posible clasificación nos lleva a distinguir dos tipos de CRM. Los que son de software privado o código cerrado y los de software libre o código abierto. Los primeros de ellos exigen ceñirse a las características con las que fue programado el software. Sin embargo, los segundos pueden ser modificados y adaptados a las demandas particulares.

Un CRM de código abierto va a permitir gestionar la relación con los usuarios en función de cómo lo programes. Esto es, se trata de un software que cuenta con funciones preconfiguradas que son modificables, que admite extensiones e incluso cambiar el código fuente.

Estos tipos de CRM son especialmente útiles para las organizaciones del Tercer Sector, ya que su flexibilidad se adapta como un guante a los diferentes modelos de organización. Un buen ejemplo es CiviCRM, un software gratuito, libre, de código abierto y fácil de usar en cuyo buen hacer han confiado tanto pequeñas asociaciones como ONGs de gran tamaño como Amnistía Internacional, Médicos del Mundo o Movimiento por la Paz. Con él se facilita mucho la gestión de la base de datos, pudiendo etiquetar a los colaboradores en socios, voluntarios o donantes y trabajar de forma colaborativa con toda la organización.

Cuáles son los beneficios que aporta un CRM a una ONG

CiviCRM cumple a la perfección con todas las características propias de un software para el Tercer Sector. Pero, ¿qué ventajas tienen estos tipos de CRM para una ONG? Veamos algunas de ellas:

  • Mejora la productividad. Los CRM permiten automatizar tareas repetitivas como la recogida de datos o elaboración de informes. Esto supone un considerable ahorro de tiempo que permite que los miembros de la organización se centren en labores que ofrezcan un valor añadido.
  • Permite reducir costes. A menudo las entidades del Tercer Sector trabajan con márgenes estrechos, por los que cualquier reducción de gastos es muy beneficioso.
  • Simplifica la gestión. El hecho de que todos los datos relevantes estén integrados en un mismo espacio y que las personas destinadas a trabajar con ellos puedan hacerlo de forma colaborativa facilita el desarrollo de la labor del día a día y elimina duplicidades y posibles fallos humanos.
  • Te permite trabajar desde donde quieras. La mayor parte de estos tipos de CRM pueden instalarse en el ordenador, tablet o teléfono móvil. Esto hace que en todo momento podamos acceder a la información que guardan, estemos donde estemos y en el momento que deseemos.

Como has podido comprobar, existen varios tipos de CRM con características diferentes. Elegir uno u otro depende sobre todo de las necesidades de la organización, aunque, en el campo del Tercer Sector, la modalidad de código abierto se asoma como la más interesante, ya que su flexibilidad encaja perfectamente con las peculiaridades de las organizaciones. Sea como fuere, lo que está claro es que los CRM tienen la capacidad de hacer más fácil el día a día de las organizaciones. ¿Quieres disfrutar de sus ventajas? Desde iXiam te ayudamos a que aproveches todos los beneficios que te ofrecen.

Entradas Relacionadas:

Si tienes alguna duda ¡Escríbenos!