Software libre: características y ventajas de su uso

Escribió Albert Camus que “la libertad no es nada más que una oportunidad de ser mejor”. Y exactamente eso es lo que busca un software libre: usar la libertad para mejorar. Cierto que el Premio Nobel francés no estaba refiriéndose estrictamente al desarrollo tecnológico, pero sin duda habría aplaudido la posibilidad que ofrecen estas soluciones para intervenir y optimizar los productos tecnológicos. De todo ello te hablamos hoy en el blog de iXiam.

¿Qué es un software libre?

Un software libre siempre es concebido para poder utilizarse, modificarse y ser distribuido sin ningún tipo de cortapisas. Las aportaciones y colaboraciones de los usuarios que tienen conocimientos y quieren intervenir en su desarrollo son la clave de una mejora continua que está implícita en su razón de ser.

Y a partir de estas singularidades es importante tener en cuenta que cada una de las nuevas versiones desarrolladas podrán ser también redistribuidas con las mismas facultades para quien quiera acceder a ellas. Es decir, estarán en todo momento respaldadas por la posibilidad de uso, modificación y nueva distribución completamente libre.

En los últimos años, cada vez existen más ejemplos de software libre, que facilitan un acceso más democrático y una mayor colaboración entre especialistas. Soluciones tecnológicas como los CRM, que facilitan la gestión de la relación con los clientes, se apoyan en estos sistemas colaborativos, especialmente interesantes para las organizaciones que comparten sus valores colaborativos, como las del Tercer Sector. En este mismo blog te hablamos de uno de ellos, CiviCRM, de sus características y sus usos.

Apostar por un software libre es también, pues, entender los avances tecnológicos como un espacio abierto, de aprendizaje, en el que es posible compartir los conocimientos con los demás y lograr un beneficio común.

Características principales de un software libre

El término software libre se lo debemos al estadounidense Richard Stallman, cuyo objetivo era establecer un sistema operativo libre, en comunión con otros informáticos. En el mismo podrían participar cuantos usuarios lo desearan para perfeccionarlo y desarrollarlo de manera gratuita y comunitaria. A partir de sus ideas se puso en marcha un tipo de cultura informática alternativa a la presente en los grandes grupos informáticos.

Las características de cualquier software libre están recogidas en las “libertades” que indicó Stallman, que deben tener todos ellos, y que funcionan también como principios de actuación:

  1. Libertad de analizar cuál es el funcionamiento del programa y modificarlo al gusto o según las necesidades de cada usuario.
  2. Libertad total de darle el uso que se quiera y con cualquier objetivo.
  3. Libertad de optimizar el software libre, generando mejoras, solucionado posibles errores o proponiendo nuevos desarrollos que contribuyan al progreso del mismo.
  4. Libertad de distribuir gratuitamente cuantas copias del programa se desee para que los demás puedan también contribuir con sus innovaciones.

¿Qué ventajas tiene el uso de un software libre?

Existe, pues, una dimensión ética en el desarrollo de un software libre. La tecnología abierta apuesta por dar acceso a la misma todo tipo de personas y entidades. Esta es su razón de ser y a partir de ella existen numerosas ventajas:

  • Una opción económica. Es toda una comunidad la que apoya el desarrollo y los avances del programa. Al no existir un coste de licencias ni de mantenimiento, el gasto se reduce de manera muy importante.
  • Mayor seguridad. Muchos ojos revisan y comprueban que todo va bien en el código fuente. De esta forma, es más difícil que se produzcan brechas de seguridad que se queden sin identificar.
  • Accesibilidad. Esta es una de las características esenciales. Cualquier usuario puede acceder a él si así lo desea. Esto también redunda en favor de la innovación, ya que las aportaciones serán más variadas y las ideas tendrán una gran variedad y dimensión.
  • Menos errores y mayor estabilidad. Al tener tantas personas revisando lo que ocurre en las tripas de un software libre, se produce una revisión constante y mayor rapidez en la resolución de posibles fallos.
  • Crea comunidades que comparten el conocimiento. El trabajo colaborativo es esencial para las mejoras de los sistemas tecnológicos y que un buen número de personas puedan acceder a las mismas.

El software libre, un magnífico aliado para el Tercer Sector

La vinculación entre las entidades del Tercer Sector y las soluciones de software libre es cada vez más habitual. Y no es de extrañar, ya que las necesidades de gestión de las ONG tienen en la tecnología un apoyo hasta hace poco inexistente. Este tipo de sistemas responden perfectamente a sus intereses y comparten un componente ético.

En iXiam somos muy conscientes de ello y por eso nuestra labor está volcada en el uso de soluciones de código abierto para las organizaciones cuyo principal objetivo es el bien social.

Contar con sistemas tecnológicos fáciles de usar, que supongan un coste reducido, cuenten con una comunidad de ofrezca apoyo permanente y ofrezca las prestaciones necesarias es hoy en día una necesidad para cualquier ONG, tenga el tamaño que tenga.

Un magnífico ejemplo del vínculo entre estas organizaciones y el software libre es, como te apuntábamos anteriormente, CiviCRM. Basta indicar que este completísimo CRM te permite gestionar la recaudación de fondos, integrar todas las funciones administrativas o administrar la relación con voluntarios o donantes, entre otras acciones clave.

Los valores que definen un software libre entroncan con los que defienden las actividades del Tercer Sector. El objetivo de unos y otras está claro: mejorar la sociedad. ¿Qué mejor manera de hacerlo que desde las oportunidades que facilita una solución tecnológica fundamentada en la búsqueda del bien común?

Entradas Relacionadas:

Si tienes alguna duda ¡Escríbenos!